Memoria, pérdida y hallazgo.

2.032 Km (Vida social de un material) es el nexo, el hilo conductor entre el material con el que la obra se ejecuta y la inspiracion propia de cada pieza.

Ambos aparentemente diferentes pero similares al mismo tiempo por encontrarse sometidos a la infravaloración de una sociedad pragmática, amante de lo efímero.

Este proyecto confirma los valores olvidados y el camino que siguen, incrementando el valor de lo imperceptible.

2.032 Km es el proyecto de arte textil de Irene Infantes que podrás disfrutar en Hotel One Shot Fortuny 07 de One Shot Hotels a partir del 25 de enero de 2.019.

Irene Infantes (1989) nació en Sevilla, donde terminó el Bachillerato Europeo en Artes. En 2010 se mudó a Londres en busca de inspiración, donde completó una licenciatura en Diseño Textil en la Escuela de Arte y Diseño Central Saint Martins. Durante sus estudios, Infantes tuvo la oportunidad de diseñar una colección especial de estampas para Anthropologie, que se venderá en la última apertura de su tienda en Spitalfields, Londres. También se le otorgó un premio “Textprint” que la llevó a exhibir su trabajo en el Chelsea College of Arts y en la feria textil Premiere Vision en París, donde fue seleccionada para el Premio Clothworkers Interior Award y el premio Woolmark.

Su trabajo ha sido exhibido en todo el Reino Unido y en toda Europa, incluyendo el London Design Festival, el London Design Business Center, Lethaby Gallery, MoOD Brussels, el Museo de Arte y Diseño en Hamburgo o Il Salone del Mobile en Milán.

“Infantes se define a sí misma como una persona curiosa que se inspira en cualquier cosa que sea intrigante; ascendencia, el significado de los colores y el simbolismo en toda su naturaleza oscura y aparente “

2.032 km (Vida social de un material)

El Merino es una de las razas de oveja más relevantes históricamente y económicamente influyentes, muy apreciada por su lana. La raza se originó en Extremadura y jugó un papel decisivo en el desarrollo económico de la España de los siglos XV y XVI, que tenía el monopolio de su comercio , entonces conocida popularmente como ‘oro blanco’.

En la actualidad en los países del hemisferio Sur es donde se concentra el mayor número de ovinos de la raza Merina del mundo. Debido a regulaciones de agua y costes, las empresas españolas se ven obligadas a vender la lana merino autoctona sin procesar a un bajísimo coste, a veces mas barato que la propia esquila, a paises como China o India y éstos vuelven a introducir la misma lana, ya procesada, en el mercado textil español a un coste tres veces mas alto.

Es una situacion injusta que deja sin opcion a ganaderos y empresas ovinas, un proceso ilogico que también reduce el control creativo de las empresas españolas sobre uno de sus materiales más consagrados.

Es en ese momento del ciclo de vida de la lana, cuando se pierde la capacidad de posesión sobre el material, dejándolo en manos de terceros, para ser distorsionado lejos de su origen y después recibirlo totalmente cambiado.

El mismo material vuelve a su lugar de prodecencia pero sin un apice de raiz, ya no es autoctono, ya no pertenece a ningun sitio sino a una persona, apartado de su ciclo deja de tener valor para tener precio.

Siguiendo esa idea de modificación absoluta y transformación positiva o negativa según como se mire, este proyecto pretende dar valor a lo infravalorado, a esos pequeños desechos que nos encontramos en nuestro día a día y no prestamos atención, arrojados en el pavimento sin raíz ni destino. Distorsionando el ciclo de vida de los objetos perdidos que se cruzan en mi camino para poseerlos y transformarlos.

2.032 Km es la distancia entre los objetos encontrados en las calles de Londres y las ovejas españolas de las que se usa la lana para llevar a cabo el proyecto.

Es la reafirmación del vínculo existente no visible entre dos historias paralelas.

Proyecto en colaboración con productores de lana merino en Extremadura y Cádiz, uso técnicas ancestrales que incluyen serigrafía, técnica originalmente usada en la antigua China, para aplicar color o fieltrado con agujas para crear formas añadiendo textura y solidez.


Lanolin IX. Serigrafía y tinta transferida sobre superficie de lana merino experimental, 76,5 x 63,5 cm.

El fieltro tiene mucha importancia en la obra, destacado notablemente en las piezas a propósito, por ser considerado el primer material textil creado por el hombre mucho antes de aprender a tejer o hilar, volviendo a la idea del interés por el origen.

Las piezas experimentales se hacen a base de desechos de lana y están inspiradas en ese primer textil prehistórico, el intento de llevar la lana a su límite más extremo, experimentando con la idea de crear un nuevo material no convencional con la misma materia prima que en la prehistoria, y que al igual que el fieltro no fuese ni hilado ni tejido, pero fabricado con intervención maquinaria.


Lanolin IV. Serigrafía y tinta transferida sobre superficie de lana merino experimental, 109 x 73 cm.

El resultado son piezas semi transparentes solidas pero frágiles y quebradizas, que recuerdan a el estado actual del material en nuestro país.

El detalle de las formas geométricas enfatiza el elemento estructural de las siluetas, mientras que la audaz paleta de color acentúa la inspiración detrás de los diseños, las fotografías de esos pequeños tesoros que quedan olvidados en el asfalto de las calles de Londres, reforzando la idea de los valores ocultos de las cosas.

Después de fotografiarlos, mediante la pintura y dibujo disecciono las formas simplificándolas y mezclándolas para hacer de todas ellas una historia común, un mapa de coincidencias y destino, para luego más tarde transformarlos en obras textiles a gran escala.

Social life of a material II. Fieltro de lana merino y serigrafiado sobre lana, 160 x 100 cm.

El objetivo del proyecto es dar visibilidad a un material tan importante y con tantas propiedades como la lana merino, haciendo llegar al público la realidad de lo que ocurre con este material nuestro, algo tan preciado que no se valora como debiese y cada vez más olvidado por esos ganaderos y pastores a los que mantener ovinos ya no les merece la pena.

La inspiración de la obra se centra en el trayecto, un ciclo de vida que no acaba sino que se transforma y renace para cobrar importancia de nuevo, lo perdido se convierte en hallazgo.


Social life of a material II. Fieltro de lana merino y serigrafiado sobre lana, 200 x 160 cm.

El desecho renace, el oro blanco resucita.

ireneinfantes.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: